El autosabotaje de la democracia global

Luego de la segunda guerra mundial, todos los países llegaron a tratados de paz, acuerdos de limites, de una detenida pero segura forma de mantener al mundo a salvo con el compromiso de la mayoría de gobiernos y con la agregación de un sistema democrático que se fortaleciera con el pasar de los años. Al parecer y si observamos en está última década todo ha ido en declive, los países que mantenían representaciones por elección de la gente, ahora hacen trampa quitando opositores, y quiénes se pintan de democráticos utilizan artimañas demográficas que les permitan tener más votos que sus contrincantes o tener más representación parlamentaria. En Latinoamérica, luego de las dictaduras de siglo pasado, la democracia empezó a crear una relativa estabilidad a la región, pero al parecer el afán del poder unidos con los pésimos sistemas educativos, sólo nos han traído autocracias disfrazadas de libertad, dónde la censura empieza a pintarse como una ley de seguridad, dónde la justicia a perdido total independencia y se ha buscado sólo beneficiar a la banca privada.

Existieron acuerdos donde la religión y el pensamiento laico convivían entre sí, creando una mejor sociedad, trabajando, entendiendo que las diferencias ideológicas no tenían porque poner en riesgo el bienestar del presente y de las futuras generaciones, pero como en todo, siempre existió una mano negra movimiento los hilos para que el control predomine, y a estás alturas parece que en vez vencer, lo que ha logrado es dividirnos y debilitarnos frente a las reales amenazas como lo son el cambio climático, y la escases de agua que pondrá a las naciones de rodillas si no se hace algo de manera colectiva. La democracia empezó a desaparecer el día en que un país que proclamaba amar la libertad mano tropas y bombas al otro lado del mundo, porque hay la división se marcó tanto, que ahora gracias a aquellas acciones las dictaduras se pintan como ejemplo ante el mundo por verse como invadidas o no crear guerras como lo hacen los países tildados de democráticos. Y con esa escusa, actualmente los olvidados se vuelven más desamparados y los malvados se pintan de buenos para hacer más maldad. Tal y cómo ocurre en Israel dónde tropas invaden palestina y masacran a quiénes creen en una distinta religión. Es como si la paz que decían promulgar no era más que odio escondido detrás de discursos bíblicos.

Que en pleno 2020 los conflictos de religiones este haciéndole daño a pueblos enteros, porque mientras muchos de estos gobernantes promulgan la palabra de su Dios, por detrás tiran bombas y financian al terrorismo, ya no existe democracia en el mundo, o quizás existe de manera minoritaria en algunos países de Europa, pero algo es seguro, nunca se debió dejar que gane el mal con sus discursos de odio, ya que mientras yo escribo y tú lees esto, miles de niños en países como Yemen o Siria están esperando que alguna vez el sol salga para ellos, y que ya no les caigan bombas ni pasar hambres nunca más.

Publicado por Néstor Est.

Escritor, Geek, humanista, amante del arte contemporáneo, ciencia y astronomía. Con conocimientos absolutos en diseño audiovisual, cloud computing, fundamentos de marketing y economía.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Crea tu página web en WordPress.com
Empieza ahora
A %d blogueros les gusta esto: