La propaganda del engaño

Detrás de cada movimiento en contra de los derechos, siempre existen intereses turbios, generalmente porque quiénes impulsan este tipo de iniciativas les asusta el progreso, les asustan los cambios generacionales y tecnológicos. Entonces se crean iniciativas de regresión con el fin de mantener a la humanidad en una constancia que potencialmente no nos lleva a nada, pero la propaganda del engaño va mucho más allá, va de crear historias inexistentes o mostrar noticias que no son acordes con la realidad que se vive en una zona, ciudad, región o país. Generalmente se usa este método para dar la falsa ilusión a quiénes no viven el día a día que todo se encuentra bien, que se ha hecho una espectacular gestión y que no hay de que preocuparse, o se pinta aquella determinada región como victoriosa de una crisis que aún sigue vigente. Un claro y triste ejemplo es lo que ocurrió con la ciudad de Guayaquil, en Abril tuvo la mortalidad más alta del Ecuador, personas desplomándose en las calles, cadáveres envueltos en fundas dejados en las esquinas, un sistema de salud pública y municipal completamente colapsado, fueron tiempos duros al igual que en la mayoría de ciudades y capitales en todo el mundo, pero a fecha de hoy, las autoridades y las noticias locales toman a Guayaquil como un ejemplo de buena gestión en el Ecuador, cuándo la realidad es que la ciudad llegó a la inmunidad de rebaño al haberse infectado el 70% de sus habitantes, porque las decisiones de blindar la ciudad frente al virus y el comercio que en esa época era peligroso, se tomaron demasiado tarde. Entonces quiénes gestionan muestran una realidad que no está, dicen que se venció el virus, pero lo cierto es que siguen existiendo casos y sigue muriendo gente sólo que la crisis está controlada por que el al virus haber contagiado a la mayoría difícilmente encuentre más huéspedes. Ese es un caso claro de lo que es la propaganda del engaño, mentir utilizando datos falsos y no rindiendo real respeto a quiénes han muerto o morirán a diario.

Otros casos latentes son las contrataciones que hacen empresas sin escrúpulos a mercenarios y mercenarias para la búsqueda de la regresión y el detenimiento de programas poblacionales de derechos colectivos. Por ejemplo cuándo contratan a una mujer para que se pare en un foro y exponga una postura firmemente en contra de que el resto de mujeres decida sobre su cuerpo, sobre lo innecesario que es el feminismo para ella, o cómo deben estar doblegadas ante los hombres porque así según ella es “la naturaleza” y usando citas bíblicas para tratar de darle un aval que no tiene razón de ser. Otros de los ejemplo de la propaganda del engaño se pueden observar en las naciones que están bajo regímenes autoritarios, tal como es Corea del Norte o China, que toda y cada una de las propagandas ya sea de productos o de servicios tienen que hablar bien del régimen, para que así la población de a pie sientan que se están haciendo avances inmensos aunque todas sus vidas estén inmersas en un control que no ven por lo sutil e inteligente que logra ser.

Las noticias arden en mentiras últimamente, se podría llamar posverdad o manipulación mediática, pero hacen tanto daño ya que se termina perdiendo la razón de existencia de los medios de comunicación que debería ser de informar desde el pragmatismo sin caer en el favoritismo o en intereses partidistas. Esto también busca que se desacrediten a movimientos poblacionales que buscan el avance de derechos de múltiples colectivos. Lo interesante de los tiempos que vivimos es que los usuarios comunes cada vez le damos más oportunidad a medios independientes, esto se nota con la gran cantidad de encuentras de cómo la opinión pública mundial está en contra de los medios tradicionales, porque desgraciadamente responden ante intereses corporativos y no intereses humanos.

Publicado por Néstor Est.

Escritor, Geek, humanista, amante del arte contemporáneo, ciencia y astronomía. Con conocimientos absolutos en diseño audiovisual, cloud computing, fundamentos de marketing y economía.

3 comentarios sobre “La propaganda del engaño

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Crea tu página web en WordPress.com
Empieza ahora
A %d blogueros les gusta esto: