El final de la influencia de la RAE y el surgimiento de la libertad idiomática en Latinoamérica

América y su historia, historia llena de dolor y de control, dolor impuesto por extranjeros e invasiones de otros continentes, cientos de millones de jóvenes en este siglo ya nos hemos replanteado las enseñanzas que tuvimos en las escuelas, dónde se señalaba de héroes a quiénes decían haber descubierto América, cuándo lo único que hicieron fue violar a nuestras mujeres, asesinar a miles de nuestros líderes indígenas, enriquecer sus países a costa de la explotación de nuestros recursos, me gusta está generación, porque a hecho algo que ninguna generación en el pasado se habría planteado hacer por miedo, el darle la posición que se merecen los personajes históricos. Hace unas décadas atrás y extendiéndose a la actualidad, rige un colonialismo de la lengua, sabemos que el idioma castellano tiene sus reglas, que se han ido construyendo a partir de la comunicación entre personas durante siglos, y cada idioma va agregando palabras dependiendo la cantidad de gente que la utilice y a los objetos que se refiera, pero a partir del siglo XX se empezó a volver autoritario en cuanto a reglamentos del lenguaje, y empezaban los de la RAE a pronunciarse en contra de las palabras o modismos que se utilizaban en muchos países latinoamericanos, dando a entender que existía aún un colonialismo idiomático, dónde para ellos si un Chileno o un Ecuatoriano decían una derivación de cualquier palabra y está era usada de manera masiva, de todas formas no la podían considerar cómo parte del idioma, porque en España no usaban eso, y ni si quiera tomaban en cuenta que muchas palabras ya existentes y nuevas, tenían distinto significado y uso para cada país en la región, por lo tanto aquí empezó a existir un conflicto que ya han ido menguando pero es porque el karma existe y ahora se enfrentan a algo que tarde o temprano van a tener que darle cabida y que cada vez coge más fuerza y es el lenguaje inclusivo.

A raíz del empoderamiento de movimientos feministas y de otras muchas comunidades históricamente excluidas, se han hecho estudios que indican que el idioma español directamente es un idioma excluyente, esto a comparación con el inglés, dónde la mayoría de significados son neutros y al ser un idioma relativamente nuevo y que viene de generaciones en pro de la libertad, no necesitan una real academia que regule y dicte qué está bien o qué está mal dicho, al contrario, el idioma inglés está repleto de modismos y expresiones que se van adhiriendo a la población de forma coloquial, reglas base si existen cómo en todos los idiomas, pero se ha encontrado el balance a la no exclusión, en cambio de por sí el idioma español contrasta con todo eso, crea divisiones, regionalismos y no permite que se adhieran nuevas palabras al menos que un grupo selecto de personas al otro lado del continente decida que es así.

Pero todo tiene su fin y su razón de ser, y gracias al auge del idioma incluyente, cada vez más usado en toda Latinoamérica, tenemos la posibilidad de tener lo nuestro, no por el idioma incluyente en sí, sino que palabras que han sido rechazadas por la RAE por no cumplir por sus estándares, van a poder ser usadas, reglas lingüísticas y de escritura que directamente creaban violencia contra la gente que no tiene educación, ya que existía está creencia que si tu sabías todas las reglas de escritura y hablabas como los españoles en el ámbito de cultura eras superior que quienes no sabían escribir bien o que escribían bien pero usando palabras de su región o barrio, todo esto está acabando, porque el lenguaje se ha creado para comunicar, para entendernos los unos con los otros, sin límites, para poder especificar y ver otras realidades, para etiquetarnos, compartir, aumentar y crecer como sociedades. Ya nos colonizaron hace siglos, no tenemos porque seguir siendo esclavos de sus formas de hablar, de expresar y escribir, mientras se puedan entender las palabras y el mensaje sea claro, la libertad idiomática y la inclusión lingüística es algo que tarde o temprano va a terminar ganando tanto terreno, que sea imparable.

Publicado por Néstor Est.

Escritor, Geek, humanista, amante del arte contemporáneo, ciencia y astronomía. Con conocimientos absolutos en diseño audiovisual, cloud computing, fundamentos de marketing y economía.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Crea tu página web en WordPress.com
Empieza ahora
A %d blogueros les gusta esto: