El arte de la protesta y la lucha por los derechos humanos

Durante siglos los lemas para la libertad y la búsqueda de está misma han sido herméticos y complicados de llevar a cabo, en sí porque todavía se vivía en una época teológica dónde predominaba el pensamiento mágico y las religiones con intenciones mesiánicas y autoritarias, pero a raíz de una serie de conflictos que buscaban la liberación de varios pueblos oprimidos por estás mismas dictaduras dogmáticas, que en consecuencia llevaban en el poder décadas y décadas, pero algo predominante para que se empiecen a crear y ganar todas estás luchas fue el arte de la protesta, que consistía en usar tanto la música, cómo la pintura hasta el humor para dar un mensaje de rechazo al autoritarismo y a las monarquías.

Empezaron ha salir cada vez más libros dónde se rechazaba rotundamente que pocas personas tomen el control de la mayoría de la gente y los tengan como esclavos, empezaron a salir canciones protestando en contra de la opresión hacia la mujer y el racismo en muchos zonas del mundo, todo esto con el fin de que se creará un precedente para estás personas históricamente oprimidas, y así de está manera darle el mensaje de que cada una de estás luchas sólo se podían ganar con la unión y la fuerza de los que eran considerados débiles por un colonialismo sistémico y cruel, que aún hasta el día de hoy trae sus raíces a pesar de la inmensa cantidad de derechos que se han logrado ganar.

Si nos remontamos al 2020, nos damos cuenta que todavía queda mucho por hacer, y ahora la mayoría de las corrientes artísticas están a favor de demoler el sistema de opresión en todo el planeta, y es una lucha que debemos acompañar porque de eso depende que el futuro de las nuevas generaciones no se vea sesgado por la censura ni limitado por aspectos superficiales sin sentido. Con lo que ocurrió a media cuarentena con la muerte de George Floyd fue una mecha que levanto el descontento social, porque dejó a colación que la gente en todas las naciones está harta de las divisiones por clase social, color de piel, género sexual y pensamiento. Por lo tanto nunca antes se había visto tan masivo descontento, y ya no hablamos de fuerzas minoritarias, hablamos de una mayoría que busca la igualdad absoluta sin que se vulneren sin distinción.

No olvidemos tampoco a la inmensa cantidad de dibujantes, escritores, músicos, que fueron fusilados en este y en los siglos pasados porque expresaron sus pensamientos, por eso el arte es mágico y atemporal, hace que a pesar de que el artista ya no esté o lo silencien, su obra viva para siempre en la mente generacional.

El gran problema con la sociedad actual viene siendo de las minorías económicas, empresarios, banqueros y gobernantes que concentran la mayor parte de riqueza de todo el planeta sin darle cabida a sistemas que permitan que esos ingresos puedan llegar a la mayoría de la gente. Pero nos dirigimos hacia un mundo dónde los intereses políticos y oscuros no tendrán cabida, ya que los derechos humanos y la implementación de estos jamás será negociable, porque el bienestar social tiene que estar primero y antes que cualquier reforma económica.

Publicado por Néstor Est.

Escritor, Geek, humanista, amante del arte contemporáneo, ciencia y astronomía. Con conocimientos absolutos en diseño audiovisual, cloud computing, fundamentos de marketing y economía.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Crea tu página web en WordPress.com
Empieza ahora
A %d blogueros les gusta esto: