Cuando decides no vacunarte, ganan los antivacunas, pierde la humanidad

“La Fe llena de esperanza, pero cuando es ciega y no tiene una ventana abierta hacia la realidad, crea el más desastroso y cruel de todos los daños”.

La medicina existe para que se intenten aliviar los males que acechan al ser humano en su entorno, para que así la adaptabilidad de esté en el medio que habita no se vea amenazada en un rango extintivo, Hace no tanto tiempo las vacunas han empezado a tener una efectividad más absoluta en las personas a quiénes se las inyecta, creando una barrera que los protege de patógenos potencialmente letales, en el pasado ya nos hemos enfrentado a pandemias que han puesto de rodillas a la población y gracias a la necesidad de la creación de este mecanismo de protección es que no se agudizaron mucho más las enfermedades, pues la ciencia, la gran mayoría de veces busca el bienestar del mas alto nivel para los seres humanos y el ecosistema. Pero a raíz de la desconfianza infundada por entes religiosos y del pensamiento mágico, han creado una idea errónea a cerca de las vacunas, haciendo que muchas personas opten por no vacunarse y muchas veces tampoco permitiendo que vacunen a sus hijos y eso es peligroso. Lo que hacen las vacunas es crear anticuerpos frente a un tipo determinado de virus, esto de manera masiva hace que la letalidad de esos virus disminuya drásticamente haciendo que la exposición que tengamos al patógeno sea irrelevante, ya que nuestro cuerpo lo reconoce y directamente lo combate hasta eliminarlo, pero cuando salen estos movimientos que promueven el no optar por este tipo de métodos ponen en peligro a cientos de millones de personas inmunodeprimidas que no pueden optar por protegerse ya que sus economías no se los permite o directamente viven rodeados de sistemas de salud obsoletos, por lo tanto cómo la palabra tiene poder si se usa para el mal causa daños irreversibles en los sitios con menos educación y posibilidades monetarias.

Cada año mueren miles de personas por enfermedades comunes cómo la gripe y el sarampión por no haber optado por vacunarse, y esto implica que en está población los virus pueden encontrar una forma de propagarse, adaptarse y volverse más mortales. En el conocimiento está el poder, si se difunde más la cultura de la lectura, del cuestionarse cada situación, se podrían apalear el impacto de los movimientos antivacunas, que de por sí son difusiones sin escrúpulos de teorías de la conspiración, irónicamente difundidas a las personas más susceptibles mentalmente, qué suelen ser adultos mayores que creen en todo lo que ven en internet es cierto y por otro lado quiénes pertenecen ciegamente en una secta religiosa que impone pensamientos de estar en contra de todo lo referente a la tecnología.

Creo que nada merece más nuestra atención que optar la salud por encima de nuestras creencias, ya que eso depende no sólo nuestro bienestar sino también de quiénes nos rodean. No hay que darle cabida a la inconciencia colectiva.

Publicado por Néstor Est.

Escritor, Geek, humanista, amante del arte contemporáneo, ciencia y astronomía. Con conocimientos absolutos en diseño audiovisual, cloud computing, fundamentos de marketing y economía.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Crea tu página web en WordPress.com
Empieza ahora
A %d blogueros les gusta esto: