Ecuador: Agudización de la pobreza, aumento de la inseguridad y la obsolescencia educativa

¿Qué tipo de mala gestión hace que un país extremadamente abundante en recursos llegue a tener inmensas tasas de pobreza y desempleo? No sé le puede echar la culpa a una sola gestión, sino más bien a múltiples gestiones que se han dado a lo largo de las décadas, décadas que aquel pueblo lo único que ha visto ha sido cómo se le han llevado la voluntad y las esperanzas de un porvenir más equitativo, de cómo en quiénes depositaron la confianza para avanzar cómo nación terminaban robándose una gran parte de los fondos, y con eso una gran parte del bienestar, de la misma manera de cómo se les permitió volver y tener autoridad aunque la historia haya condenado sus actos pero el sistema obsoleto haya hecho vista ciega. No quiero referirme a políticos hoy, porque es claro que todos le han fallado a mi país, en este manifiesto voy ha referirme en causales más puntuales. La crisis sanitaria del COVID19 no ha hecho que la economía se deteriore, la economía ya venia deteriorándose hace mucho tiempo atrás, la inmensa crisis económica iba a explotar de todas formas, pero el tema es que el virus tan solo la adelantó, y con ello nos dimos cuenta que la historia de un sistema de salud fuerte, universal y de calidad no era más que una propaganda para desviar la atención y mantener cegados a quiénes daban su máximo aliento trabajando a diario creyendo que si se enfermaban tendrían una atención por lo menos digna. Parte de que todo esto ocurra si observamos el ámbito financiero, se daba por la dependencia absurda que tiene el Ecuador del petróleo, que sí, que existen otros mercados de muchos productos agrícolas, pero los ingresos eran netamente privados, porque esos mercados mayoritariamente siguen estando de mano de empresas privadas, y dadas las múltiples trampas que existen en el mundo empresarial y que muchos utilizan, no se solían y ni se siguen pagando impuestos, y los sueldos para los trabajadores en el campo agrícola rayan lo esclavizador.

Cuándo recibí un cupo para la universidad pública, creí que eso me daría la posibilidad de tener una idea más realista de los avances que se habían dado en el campo educativo, es más, observaba en múltiples artículos que defendían lo funcional que era la educación ecuatoriana, pero distaba mucho de lo que decían la gran parte de jóvenes que se encontraban cursando allí, hasta que lo viví, y entendí que la educación gratuita era una inmensa propaganda masiva hacia los jóvenes para seguir al régimen de turno, y si opinabas distinto te tachaban de ser un malagradecido por el cupo recibido, lo realmente irónico y duro era que cada vez que preguntaban si estábamos estudiando porque queríamos esa carrera, la gran mayoría alzamos la mano y la respuesta que más se repetía era que no pudimos seguir la carrera que queríamos y habíamos elegido esa porque no podíamos permitirnos perder tiempo, ni perder el cupo ya que los estudios en las universidades privadas son algo que la clase media y la clase baja no nos podemos permitir, desgraciadamente la educación privada tiene incluso ámbitos discriminatorios y clasistas, porque sólo es permisiva con quiénes tienen muchos ingresos. Volviendo al ámbito de la educación pública, lo más devastador fue el aprender muy poco, por razones de intransigencia pedagógica, había veces que los profesores no iban a clases, dejaban a alguien que tome la lista y un ejercicio repetido, y al terminarlo todos se podían ir, y así ocurría múltiples veces, muy aparte que la obvia corrupción era notable por parte de los decanos. Luego se hicieron seguimiento de los casos de corrupción dentro de estás instituciones, se quitaron y sancionaron a las autoridades, pero el daño ya estaba hecho. Pongámonos a pensar, si de por sí quiénes estaban a cargo de la educación tenían malas mañanas, y de la educación depende que el futuro no se repita ¿Qué esperanzas pueden haber en los jóvenes que nunca se cuestionaban las cosas y veían normalizado ese tipo de actos? Por eso considero fielmente que el sistema educativo ya no es funcional en mi país, porque han existido recortes para la investigación desde siempre, y el aval académico en muchos casos es nulo, y además tomando en cuenta que quiénes tienen más posibilidad de encontrar trabajo son quiénes tienen palancas o contactos dentro de empresas, esto hace que profesionales luego de obtener un título o trabajen en algo que no les da ingresos para sustentarse, o en algo que no tiene nada que ver con sus profesiones. A todo esto hay que acotar que la única salida es cambiar toda la forma de educar, apostando por los estudios online, difundiendo la cultura del aprendizaje por afinación, creando la opción de titulación múltiple, en caso que hayas estudiado filosofía y al mismo tiempo derecho, junto con odontología, tener la posibilidad de tener un título que te avale esas tres profesiones al mismo tiempo, ya que gracias al mundo digital, puedes aprender lo que quieres a la velocidad que te parezca más optima, y así los conocimientos que se adquieren no tendrían que estar limitados por un educador, porque la web es extremadamente amplia en conocimientos, y para las zonas más pobres que no pueden adquirir tecnología la creación de aulas virtuales y didácticas sería una de otras tantas soluciones.

La hambruna, la falta de oportunidades, la desigualdad, el clasismo sistemático, la corrupción y un sin fin de males más que se atraviesan actualmente en este país y en la gran mayoría de países latinoamericanos también, hacen que la inseguridad crezca, que la delincuencia surja y busque formas de hacerle daño al propio pueblo quitándole sus pertenencias, adicionalmente que de por sí el el resguardo policial es ineficiente por falta de recursos y preparación, es una realidad el ponerse a analizar de todas las razones por las cuáles la delincuencia está encontrado cabida en múltiples zonas marginadas.

Quiero creer en una sociedad más justa de aquí en futuro, pero sólo soy un joven indignado más, bañado de realismo y observando cómo quiénes pueden hacer algo sólo callan, quiénes pueden hacer el mal siguen haciendo el mal, y quiénes queremos hacer el bien y tenemos la capacidad de generar un cambio positivo somos ignorados.

Pero también quiero pensar que en una de esas vueltas de suerte que da el destino, el pueblo alce la voz, se indigne, deje de creer en la misma clase dominante estafadora y mentirosa, y una vez por todas en conjunto decidamos darle nuestra confianza a alguien que si tenga la honestidad, la preparación, la voluntad y el entendimiento para servir al pueblo por el camino del bien.

Publicado por Néstor Est.

Escritor, Geek, humanista, amante del arte contemporáneo, ciencia y astronomía. Con conocimientos absolutos en diseño audiovisual, cloud computing, fundamentos de marketing y economía.

5 comentarios sobre “Ecuador: Agudización de la pobreza, aumento de la inseguridad y la obsolescencia educativa

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Crea tu página web en WordPress.com
Empieza ahora
A %d blogueros les gusta esto: