Estamos perdiendo la batalla contra el cambio climático y eso podría ser extintivo

Hace décadas han existido una serie de batallas interminables para reducir la emisión de componentes tóxicos, corrosivos y deplorables hacia la atmosfera, porque descubrimos que aquello era como un boomerang gigante que empezaba a agudizar los desastres naturales, porque todo esto además se traducía en la posibilidad de la pérdida de miles de millones de especímenes que mantenían en equilibro al ecosistema. ecosistema en el cuál estamos los seres humanos. Desde derramamientos masivos de petróleo en zonas selváticas “protegidas”, hasta la tala de indiscriminada de árboles sin posibilidad a la reforestación, han ido marcando lo que sabemos y vivimos hoy. Sé que estamos tomando conciencia frente a esto, lo sé porque he visto a quiénes nos representaran en la próxima generación protestando por el uso sin sentido de componentes que contaminan, pero saben, no será justo que en 50 años los jóvenes se pregunten a cerca de porque hacíamos logos de osos polares si no pudimos hacer nada para evitar su extinción. Y es que quiénes luchan para mantener al planeta vivo a menudo son confrontados por aquellos que tienen intereses más allá de la humanidad que poseen, buscando trasmochas legales, robando estudios científicos, editando artículos, hasta muchos llegan ha asesinar ha líderes activistas ambientales, todo con el único fin de silenciar la verdad para que sus proyectos empresariales se den a pesar de ser altamente dañino para el planeta.

Somos hijos de la cultura del consumo, siempre hemos estado en la búsqueda del hedonismo más absoluto, porque cómo especie confundimos el placer con bienestar, y ahí radica el error, el crecimiento económico a base de materias primas se convierte en bienestar para las personas a un corto plazo, pero implica también condenar al futuro a convertirse en un ambiente de escases, de hambruna extrema, de inundaciones, de atemporales sequías. Ya se habla de refugiados climáticos por cientos de millones. es mas, al año mueren el mundo a causa del cambio climático un aproximado de 315.000 personas, número que aumenta de manera dramática.

Hay alternativas que podemos exigir a nuestros gobiernos para que se cumplan y reducir drásticamente los daños que habrán a mediados de este siglo, la economía circular, la implementación a niveles moderados de una estructura económica ecológica, cambio de las materias primas por energías limpias, la educación ambiental desde la infancia, el respeto ambiental desde las casas, la difusión y el uso de la energía solar, tarifas ambientales, empoderamiento de fundaciones para la defensa de los animales, más presupuesto que mantengan la lucha por la reivindicación de las especies en peligro de extinción, programas forestales que den luz verde a la tala de arboles pero con la condición de que aquellas corporaciones están obligadas a la reforestación de dichas zonas. La lucha es difícil y el camino parece interminable, pero sólo unidos y juntos frente ha esto podrá hacer detengamos el ciclo del fin.

Publicado por Néstor Est.

Escritor, Geek, humanista, amante del arte contemporáneo, ciencia y astronomía. Con conocimientos absolutos en diseño audiovisual, cloud computing, fundamentos de marketing y economía.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Crea tu página web en WordPress.com
Empieza ahora
A %d blogueros les gusta esto: